lunes, 2 de noviembre de 2015

PR-TF-42 - LA GUANCHA - LA MONTAÑETA (PARTE 1ª)


PR-TF-42
LA GUANCHA - LA MONTAÑETA
(PARTE 1ª)

Inicio de la Ruta del Agua.
FICHA TÉCNICA:

TÉRMINO MUNICIPAL: La Guancha, Icod de los Vinos y Garachico.
COMO LLEGAR: Al municipio de La Guancha y a su casco urbano se llega por la carretera TF-352 que empieza cerca del kilómetro 49 de la TF-5.
COMIENZO: Plaza de la Iglesia en el casco urbano de La Guancha.
FINAL: Zona recreativa de La Montañeta.
DIFICULTAD: Baja.
DURACIÓN: 7 horas.
LONGITUD: 17 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: Casco urbano de La Guancha; Albergue municipal de La Guancha; Centro de Visitantes de la Cueva del Viento; Zona de descanso en Pino Valois; Fuente de la Vega; Zona recreativa de La Montañeta.
LUGARES DE INTERÉS: Casco urbano de La Guancha; Ruta del Agua; Iglesia Cruz del Tronco; Zona de descanso en Pino Valois; Caserío de Redondo; Centro de Visitantes de la Cueva del Viento (PR-TF-42.3); Caserío Cruz del Camino; Fuente de la Vega; Zona recreativa en La Montañeta e Iglesia DE San Francisco.
VENTAJAS: Sendero señalizado como PR-TF-42, con acceso a todas sus variantes. Recorrido bastante pintoresco por las medianías del norte de la isla, pasando por varios caseríos casi olvidados. 
INCONVENIENTES: Hay bastantes tramos asfaltados, pero eso no debe ser necesariamente un inconveniente.
PELIGROSIDAD: Ninguna digna de mención.
TIPO DE RUTA: Senderismo.

CARTOGRAFÍA:



DESCRIPCIÓN:

Desde el centro urbano de La Guancha, en la Plaza de la Iglesia, donde se encuentra la Parroquia del Dulce Nombre de Jesús, iremos por la Calle la Alhóndiga y en pocos metros nos desviamos a la izquierda por la Calle Cruz de los Claveles que se cruza un poco más arriba con la Calle Los Pinos; por esta última encontraremos en un momento determinado una cuesta de cemento a nuestra izquierda por la cual ascenderemos para bordear un polideportivo y luego conectar con una senda que llanea y donde hay algunos restos del murete de piedra seca que delimitaba un camino. 

Iglesia Dulce Nombre de Jesús.
(Foto: Pinterest.com)

Más adelante llegaremos a otra pista cementada que enseguida conecta con la carretera TF-344, justo donde hay una fuente pública de agua y un albergue municipal; al otro lado de la vía y bajo la imagen de la cumbre del Teide (3718 m.) veremos un monolito de piedra con la leyenda “Ruta del Agua” y un panel informativo con su correspondiente señal de dirección pertenecientes ambos al PR-TF-42. 

Inicio de la ruta.

Senda protegida por un murete de piedra seca.

Iniciamos el recorrido por un sendero con firme de tierra y delimitado por muros de piedra seca donde crece frondosa vegetación, como Helecheras (Diplazium caudatum), Cornicales (Periploca laevigata), Amagantes (Cistus symphytifolius), Escobones (Chamaecytisus proliferus), etc., bajo un denso pinar; discurre llaneando con algunos remontes sin importancia hasta cruzarnos con una pista forestal igualmente definida, por la cual andaremos hacia la derecha entre Pinos Canarios (Pinus canariensis), Brezos (Erica arborea) y Fayas (Myrica faya). 


Más adelante hay otro cruce de pistas, por donde pasa un canal de agua y hay un registro hidráulico, así como un asiento hecho de piedra; giramos a la izquierda y ascendemos junto a otra infraestructura hidráulica y después por una rampa cementada desembocamos en la carretera TF-344. 

Zona de descanso.

Caminamos por la misma, junto a un canal de agua y en la siguiente curva de la misma, giramos a la derecha donde hay un cartel informativo de madera que dice: “La Gotera”; descenderemos por una vieja pista forestal muy degradada y con firme muy inestable debido a la cantidad de piedras sueltas que hay por todo el recorrido, cruzamos el Barranco de la Gotera y con el cambiamos de término municipal, dejamos La Guancha y entramos en Icod de los Vinos. 


Después de superar el barranco ascenderemos por la otra vertiente y continuamos con el firme muy deteriorado y pedregoso, con algunos tramos más compactos donde el pinar lo resguarda, el sotobosque está compuesto de Jaguarzos (Cistus monspeliensis), Brezos (Erica arborea), Cerrajones (Sonchus acaulis), Crestagallos (Isoplexis canariensis) y un sinfín de plantas características de los bosques canarios. Llegamos luego a una pista asfaltada que discurre en descenso bajo el pinar, más adelante se convierte en una con firme de tierra que pasa junto a un pequeño campo de fútbol anexo a una casa de campo y que después conecta con una calle asfaltada que viene desde el Caserío de la Florida; esta última la ignoramos y la cruzamos para tomar por el Camino la Era alta, una cuesta cementada que desciende entre algunas casas y discurre luego asfaltada para ir llaneando hasta cruzarnos con otra calle perpendicular; iremos hacia la derecha y enseguida veremos un poste con señales de dirección del PR, de frente se inicia el PR-TF-42.1 que se dirige, por el Camino de los Jardines, hacia el núcleo urbano de La Florida. 

Inicio de la variante PR-TF- 42.1 hacia La Florida.

Nuestro recorrido se desvía hacia la izquierda, bajando unos escalones que acceden a una senda que llanea bajo un Brezal, luego pasa cerca de un grupo de casas y atravesando unas huertas de cultivo, para luego ascender hasta una calle asfaltada, que está rotulada como Calle Camino la Sildana; esta se cruza con la Calle los Costales, accediendo por ella a la Iglesia de la Cruz del Tronco, situada en una pequeña loma junto a la carretera desde donde se domina el pequeño caserío de La Cucaracha, compuesto de algunas casas de campo dispersas por los alrededores. 

Punto de inicio de la variante PR-TF- 42.2.

Hay un panel informativo y señalización vertical, tanto del PR como de la segunda variante del mismo, el PR-TF-42.2, que hacia la izquierda, en dirección ascendente y mediante pistas forestales, termina en el área recreativa El Lagar.
Continuamos caminando por la carretera en suave ascenso hasta que veremos junto a la misma una minúscula Ermita y alrededor algunas casas aisladas donde podremos ver, en una de ellas, un viejo lagar casi en ruinas. 


Veremos como la señalización del PR nos obliga a seguir de frente abandonando el asfalto y a adentrarnos por una senda que discurre junto a una casa y luego bajo un pinar donde es posible observar algún resto de empedrado; sigue el sendero luego por un tramo delimitado por un muro de piedra seca, creciendo en su base multitud de Helecheras (Diplazium caudatum), Tederas (Bituminaria bituminosa) e Hinojos (Foeniculum vulgare), desde donde pueden verse bellas panorámicas del Valle de Icod. 

Panorámica del Valle de Icod.

Luego cruza pavimentado un barranquillo entre algunas huertas y poco después desemboca en una pista de cemento que a su vez termina en una calle de asfalto; seguiremos a la izquierda, ascendiendo hasta llegar a una zona de descanso bajo un enorme Pino Canario (Pinus canariensis), conocido como Pino Valois; es un buen lugar para un descanso con buenas vistas.


Seguimos la marcha junto a una casa, donde hay un pequeño calvario al borde de la calle y luego giramos a la izquierda hasta que la pista se convierta de firme de tierra justo donde está un muro delimitador con una verja de hierro de una finca particular; lugar donde tomaremos hacia la derecha, abandonando dicha pista y desviándonos a la derecha por otra, la cual dejaremos seguir a nuestra izquierda para ascender por un estrecho sendero que termina poco después en otra pista forestal con firme de cemento; esta última la cruzaremos y tomaremos por otra de tierra que llanea bajo el pinar, donde podremos observar alguna vivienda aislada dentro del bosque. 




A la vista entre la vegetación tendremos el campanario de la pequeña Iglesia del Caserío de Redondo; la pista se convierte luego en un estrecho sendero que discurre entre un muro de piedra seca y avanza entre Brezos (Erica arborea), Hayas (Myrica faya), Cruzadillas (Hypericum reflexum), Tederas (Bituminaria bituminosa), algún Madroño (Arbutus canariensis), e incluso Castaños. 


La senda continúa luego junto al muro de cemento que hay junto a una vivienda y luego termina entre multitud de Hinojos (Foeniculum vulgare), en forma de pista de tierra, en una calle asfaltada que nos lleva en ascenso hasta la pequeña plaza del Caserío de Redondo, donde se alza una pequeña Iglesia y desde donde se puede distinguir perfectamente el Teide (3718 m.); también hay un panel informativo y señales de dirección del PR.

El Teide (3718 m.), desde el Caserío de Redondo).

La ruta sigue por la calle aledaña a la Iglesia y avanza llaneando un pequeño tramo hasta conectar con un camino que asciende por el Lomo de las Vistas bajo el pinar, que va avanzando algo sinuoso y con firme muy compacto; al coronar el lomo podremos ver entre la vegetación la costa de Icod de los Vinos y parte de la masa forestal que nos rodea. 



Luego desciende hasta conectar con una pista forestal que tiene un pequeño tramo empedrado y después sigue avanzando en un paseo muy agradable rodeado de múltiple vegetación de sotobosque característica de los pinares de la isla, como lo son Brezos (Erica arborea), Hayas (Myrica faya), Jaguarzos (Cistus monspeliensis), Tederas (Bituminaria bituminosa), Malfuradas (Hypericum glandulosum) y un largo etcétera.

Senda perteneciente a la visita turística de la Cueva del Viento. 




Iremos descendiendo suavemente por dicha pista hasta que un rato después nos crucemos con otra que surge perpendicularmente y que va en descenso; iremos a la derecha y en unos metros veremos cómo a la izquierda se inicia una estrecha senda resguardada con un pasamano de madera por la cual iremos llaneando; mas adelante hay unos escalones de piedra que dan acceso a un amplio espacio donde pueden observarse unas antiguas construcciones de piedra y un poco más adelante una antigua era de trilla. 

Inicio de la variante PR-TF- 42.3.


Seguimos por el sendero señalizado y delimitado por un muro de piedra seca que conecta con el Camino de las Breveritas; a la izquierda vemos un acceso a una planicie donde se encuentra la entrada turística a la Cueva del Viento y de frente sigue nuestra ruta hasta alcanzar un cruce donde se inicia el PR-TF-42.3, que continúa en descenso por un precioso camino empedrado que pasa por una zona eminentemente rural y llega después de 1 kilómetro al Centro de Visitantes de la Cueva del Viento, siendo su visita altamente recomendable.

 Camino El Sobrado hacia el C.V. de la Cueva del Viento.





© Texto y fotografías de Francisco Fariña
    Francisco_farina@yahoo.es




No hay comentarios:

Publicar un comentario