miércoles, 7 de agosto de 2013

RUTA 4 - PIEDRAS DEL MALABRIGO - MONTAÑA LIMÓN

RUTA 34
(Parque Nacional del Teide)


FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: La Orotava.
COMO LLEGAR: La carretera TF-24 es la vía de acceso al Parque Nacional del Teide desde La Laguna; un poco después del punto kilométrico 34 está el lugar conocido como Piedras del Mal Abrigo, un espacio natural donde hay un afloramiento rocoso formado por un apilamiento de grandes rocas y donde se inicia una pista forestal que forma parte de la ruta correspondiente a la Etapa II de la CIRCUNVALACIÓN VALLE DE GÜIMAR.
COMIENZO: Piedras del Mal Abrigo.
FINAL: Montaña Limón (2071 m.).
DIFICULTAD: Baja.
DURACIÓN: 4 horas.
LONGITUD: 7,8 Km (i/v).
PROVISIÓN DE AGUA: No.
LUGARES DE INTERÉS: Piedras del Mal Abrigo; Llano de la Rosa; Montaña Limón; Pista de Ramón Caminero; Vistas panorámicas durante todo el recorrido del Valle de la Orotava.
VENTAJAS: Vistas panorámicas del Valle de la Orotava y el Monumento Natural del Teide (3718 m.).
INCONVENIENTES: En época estival las temperaturas son muy elevadas y la incidencia del sol es mayor debido a la altitud. La travesía entre las dos cumbres es sin camino definido y con firme muy inestable y rocoso. El último tramo del sendero antes de la Pista de Ramón Caminero está muy degradado y resbaladizo.
PELIGROSIDAD: Nula.
TIPO DE RUTA: Senderismo.

Piedras del Mal Abrigo.

CARTOGRAFÍA




DESCRIPCIÓN

Desde el punto de inicio en las Piedras del Mal Abrigo, tendremos unas vistas panorámicas de Montaña Limón, un cono volcánico de color rojizo sobre un pequeño valle donde se encuentra el Llano de la Rosa, cubierto de Retamas del Teide (Spartocytisus supranubius), Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus) y Hierba Pajonera (Descurainia bourgeauana); mas a la izquierda el Valle de la Orotava aparece bajo el Teide y éste último sobre la Ladera de Tigaiga, así como la Isla de La Palma apreciándose claramente en el horizonte.

Montaña Limón (i); comienzo de la RUTA 21 (d).



Iniciamos el recorrido por la carretera TF-24, dejando la vista del Teide a nuestras espaldas y en unos ciento cincuenta metros veremos el comienzo de la RUTA 21 que se dirige al Corral del Niño, distante unos 3 Km. por carretera y 5.2 Km por la pista forestal que vemos junto a Montaña Limón; comenzaremos en suave descenso siguiendo dicha ruta, por un estrecho sendero entre Retamas del Teide (Spartocytisus supranubius) y Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus), enseguida veremos una bifurcación por la derecha que se dirige hacia Igueque por las faldas de Montaña Yegüa Blanca (2255 m.) y que forma parte de la Etapa II de la CIRCUNVALACIÓN VALLE DE GÜIMAR; ignoraremos dicho cruce y seguiremos de frente y en descenso por la loma que circunda el valle sobre el que se asienta Montaña Limón, el sendero discurre algo pedregoso y desciende en forma de zigzag muy suavemente y con firme compacto, con superficie compuesta por las tierras rojizas provenientes del cono volcánico que dejamos detrás. 

RUTA 21 entre Rosalillos de Cumbre y Retamas.

Montaña de Izaña y El Teide.


Luego desemboca en una pista forestal y lo hace bastante degradado y muy pedregoso, descendiendo bruscamente y algo resbaladizo hasta entroncarse con la misma. Una vez en ella veremos el principio de la RUTA 34 que comienza de frente apartándose de la pista; a la izquierda continúa la RUTA 21 dirigiéndose por dicha vía hacia el Corral del Niño, donde hay un mirador turístico junto a la carretera.

Inicio de la RUTA 34.


Llano de la Rosa.

En este preciso punto abandonaremos la RUTA 21 y comenzaremos la RUTA 34, siguiendo las indicaciones de un panel informativo plantado al inicio de la misma; entre espectaculares ejemplares de Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus) y Retamas del Teide (Spartocytisus supranubius) continuaremos llaneando por el camino delimitado con piedras, hasta encontrarnos de nuevo la pista forestal, por la cual caminaremos unos pocos metros hasta que tengamos que volver a abandonarla por la derecha en el Llano de la Rosa, dirigiéndonos hacia las faldas de Montaña Limón.



Cuando estemos justo en la base de dicha montaña, veremos como una estrecha y marcada senda se dirige hacia la cima; de momento dejaremos pendiente la subida a cumbre y avanzaremos de frente bordeando la colina con la vista puesta permanentemente en El Teide, que se alza protagonizando el paisaje alrededor de multitud de volcanes mas pequeños como la Montaña del Marqués (2123 m.), Montaña de los Atajos (2098 m.), Montaña de Caramujo (2169 m.), por donde discurre la RUTA 2 del Parque Nacional del Teide; también podremos observar Pico Cabras (2360 m.) y La Fortaleza, todo el conjunto entre un mar de lava de color rojizo que contrasta perfectamente con el color verde oscuro de las numerosas Retamas del Teide (Spartocytisus supranubius) que crecen por todo el espacio, así como del pinar que forma el Parque Natural de Corona Forestal, rodeando todo el Parque Nacional.

La imagen del Teide es permanente.

El sendero continúa señalizado con una pequeña placa que indica el número de la ruta, avanza marcado y delimitado con piedras en sus bordes y discurre llaneando por las faldas de la montaña, luego zigzaguea un poco y desciende muy suavemente entre gran cantidad de Retamas del Teide (Spartocytisus supranubius) y algunas Hierbas Pajoneras (Descurainia bourgeauana) por firme algo blando y compuesto de lavas volcánicas de un color rojizo muy característico; si miramos atrás veremos la Montaña de Izaña (2395 m.) coronada por los edificios blancos del Observatorio Meteorológico de Izaña y la carretera TF-24 que se dirige a la base del Teide y Parque Nacional. Mas adelante baja bruscamente y se va internando paulatinamente en el pinar, que en los primeros tramos está compuesto de ejemplares de pinos más o menos aislados y de poco porte; a medida que avancemos, la frondosidad se hace más patente e iremos adentrándonos en lo que realmente es el pinar de la Corona Forestal. 


Señalización en el límite del Parque Nacional.

Sendero con firme volcánico.

El camino se vuelve un poco mas ancho, aunque la degradación es evidente, ya que el firme volcánico es propenso a esta erosión, bien sea por el uso de personas o por el “mal uso” de algunos desaprensivos que lo utilizan para descenso de bicicletas a gran velocidad, poniendo en peligro la marcha tranquila que suele hacerse mientras se disfruta caminando de estos parajes. Continúa muy resbaladizo, sobre todo en las curvas cerradas del trayecto y después de poco tiempo llegaremos al límite del Parque Nacional, indicado con una señal vertical; un poco mas adelante llegaremos a la Pista Forestal de Ramón Caminero, en el lugar conocido como Cumbrita Fría; esta pista empieza en el Área recreativa de Ramón Caminero, situado junto a la carretera TF-21 de acceso al Parque Nacional desde La Orotava, y termina en El Corral del Niño, junto a la carretera TF-24, en las inmediaciones de las faldas de Montaña de los Mallorquines (2313 m.), pasando antes por Las Cuevitas de Limón y coincidiendo al final con la RUTA 21, por un pequeño tramo por el cual hemos pasado anteriormente. 


El Teide rodeado del Parque Natural
de Corona Forestal.

En la pista daremos por finalizado el recorrido y en este punto comenzaremos a desandar el recorrido hasta llegar a la base de Montaña Limón, donde un sendero estrecho ascendía hacia la cumbre de ésta; se trata de una senda marcada por el paso continuo de personas, que sube paulatinamente por las suaves faldas de la montaña y está rodeado del clásico material volcánico y numerosas piedras y bombas volcánicas esparcidas por todo el terreno.


Camino a la cumbre de Montaña Limón.

1ª cima de Montaña Limón.

Al llegar a su cumbre, donde hay un promontorio rocoso carente de vida vegetal, veremos una panorámica del Valle de la Orotava, coronado por el majestuoso Teide, que no lo hemos dejado de observar mientras ascendíamos; rodeando el valle nos llamará poderosamente la atención la inmensa masa boscosa que forma el Parque Natural de Corona Forestal y en primer plano la cumbre real de Montaña Limón, con un poco menos de altura, a 2071 metros. Luego, mirando hacia el valle, nos fijaremos hacia la derecha, como se abre paso un intuitivo sendero que desciende suavemente por una ladera que bordea un cráter cubierto de Pinos Canarios (Pinus canariensis) y se dirige bastante agreste y entre muchas Retamas del Teide (Spartocytisus supranubius) hacia dicha cumbre. 


Rodeando el cráter de camino a los 2071 m.

Refugio de pastores.

Cráter rodeado de las dos cimas de Montaña Limón.



Hay algunos pasos muy pedregosos, justo cuando transitemos cerca de unos muros de piedra pertenecientes a una ruinosa morada, posiblemente construida por antiguos pastores para refugiarse del frío mientras cuidaban de su ganado. Seguiremos avanzando por una loma que discurre entre el cráter de Montaña Limón y el cono volcánico de Montaña de los Arrastraderos (2073 m.), en cuyas laderas veremos el Barranco la Vera, que tiene su inicio en el Salto del Castillo, una enorme oquedad formada por la erosión del material volcánico; más abajo se convierte en el Descenso del Barranco de los Arcos, al final de la Pista de Chimoche.

Cráter de Montaña Limón. 

Nuestro recorrido continúa junto a un minúsculo pinar, cuya sombra puede servirnos de descanso y refugio en días muy calurosos; a la vista está muy cerca la cima, sólo tendremos que dirigirnos a ella ascendiendo suavemente por firme muy pedregoso y sin camino definido entre algunos ejemplares de Rosalillos de Cumbre (Pterocephalus lasiospermus) y alguna Retama del Teide (Spartocytisus supranubius) dispersa, hasta terminar haciendo cumbre junto a un apilamiento de rocas dispuestas en la cota 2071 m.


En Montaña Limón, a 2071 m.

Espectacular paisaje del Valle de la Orotava.



La imagen panorámica es espectacular, se divisa totalmente el Valle de la Orotava, que se extiende entre la Ladera de Tigaiga, cuyo punto más alto está dentro del Parque Nacional en La Fortaleza, y la ladera formada por la Reserva Natural Integral de Pinoleris, coronada por la Montaña de Joco (1956 m.); es de destacar la imagen imborrable del Teide (3718 m.) con su inseparable Montaña Blanca (2737 m.) de un característico color blanquecino y Pico Cabras (2360 m.), situado en la cara norte, al igual que la silueta inconfundible de la isla de La Palma, en la inmensidad del Océano Atlántico.



De regreso bajando de Montaña Limón.

Daremos en este pico por finalizada la ruta, teniendo luego que regresar por el mismo camino que nos ha traído hasta este punto; una vez en la degollada que separa las dos cumbres tenemos la opción de descender campo a través hacia la pista forestal por donde discurre la RUTA 21 y una vez allí seguir las indicaciones de la misma para regresar al mismo punto donde dimos por comienzo esta propuesta. 


© Texto y fotografías de Francisco Fariña

    francisco_farina@yahoo.es




No hay comentarios:

Publicar un comentario