viernes, 1 de marzo de 2013

LA VICTORIA DE ACENTEJO - LAS LAGUNETAS

LA VICTORIA DE ACENTEJO - LAS LAGUNETAS
(Por el PR-TF-25.2)


FICHA TÉCNICA

TÉRMINO MUNICIPAL: La Victoria de Acentejo.
COMO LLEGAR: Al municipio de La Victoria se llega por la autopista TF-5, en un cruce de dicha vía que está situado aproximadamente en el punto kilométrico 25, hay señalización para llegar al casco urbano. 
COMIENZO: Plaza e Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria.
FINAL: Área Recreativa de Las Lagunetas.
DIFICULTAD: Media.
DURACIÓN: Indeterminada.
LONGITUD: 10,5 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: En el casco urbano de La Victoria de Acentejo; en el Camino de los Dornajos hay varias fuentes públicas; en la Zona de Descanso de Las Canales; en la zona recreativa de Las Lagunetas y en un restaurante en el final del recorrido.
LUGARES DE INTERÉS: Iglesia Nuestra Señora de la Victoria; Ermita y Convento de Santo Domingo; Caserío tradicional con horno antiguo; Ermita de San Juan; Paisaje de Vides y Castañeros en los altos del municipio; Pista el Rayo; Área de Descanso de Las Canales; paso del GR-131 - ETAPA 3; Paisaje Protegido de Las Lagunetas.
VENTAJAS: Camino tradicional que usan los habitantes de la Victoria de Acentejo para peregrinar a la Basílica de la Virgen de Candelaria. Sendero señalizado como PR-TF-25.2 y sin posibilidad de pérdida ya que su recorrido es evidente. Posibilidad de conectar con el recorrido principal, el PR-TF-25 y con otras variantes del mismo, con el SL-TF-299 - LOMO EL CENTENO y con el GR-131.
INCONVENIENTES: El trayecto desde el centro urbano hasta el final del Camino Viejo del Lomo (aproximadamente 4,1 Km.) es en su totalidad de asfalto. Recorrido en continuo ascenso.
PELIGROSIDAD: Nula.
TIPO DE RUTA: Senderismo.

Señalización del Camino de la Virgen.

CARTOGRAFÍA


DESCRIPCIÓN

Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria.

En la plaza principal del municipio, situada en el centro urbano del mismo, se alza la Iglesia Nuestra Señora de la Victoria, templo construido en el año 1537 por expreso deseo de Alonso Fernández de Lugo, conquistador de las Islas Canarias y que tras su última batalla, la Segunda Batalla de Acentejo, derrotó al pueblo Guanche en estos lugares. En el siglo XVIII fue su última reconstrucción tras un pavoroso incendio, la cual fue también ampliada; alberga un artesonado mudéjar muy decorado y varias imágenes religiosas de los siglos XVI y XVII. En el exterior, por su parte trasera, podremos visitar un centenario Pino Canario, que fue testigo mudo de los hechos citados.
Antes de comenzar el recorrido, es conveniente desviarnos hacia el lado contrario por la Calle Sanabria, que desciende en línea recta hacia la Placita del Gral. D. Lorenzo Machado, donde está la Ermita y Convento de Santo Domingo, situados ambos en el antiguo Camino de los Guanches, hoy denominado Calle de Santo Domingo, que era transitado por peregrinos y gentes del lugar para ir hacia el municipio de Santa Úrsula, continuando luego hacia la Isla Baja. Después de visitar este punto importante de la ruta, ya que forma parte de la historia del municipio, seguiremos por la misma calle hasta encontrar un acceso empedrado a la derecha que, cruzando un puente sobre un barranquillo, lleva hasta un conjunto de casas antiguas de arquitectura tradicional canaria, recientemente recuperadas como centro de exposiciones de tradiciones populares y dentro de un entorno rural donde podremos ver también un antiguo horno en unas huertas de cultivo, también tradicionales. 

Ermita y Convento de Santo Domingo (d).

Regresaremos después de esta visita, a la Iglesia principal y desde ahí comenzaremos a efectuar un recorrido urbano por la Calle Pérez Díaz, pasando por delante del Ayuntamiento y disfrutando de un paseo por la calle principal del pueblo, donde se desarrolla la actividad principal de sus habitantes; recorridos unos trescientos cincuenta metros, nos desviaremos a la derecha para subir por la Calle Viña Vieja, que después de cruzarse con la Calle Vista Alegre, continúa su recorrido en fuerte pendiente y bastante estrecha, hasta conectar con la Calle San Juan, una vez allí nos desviaremos unos metros a la izquierda para visitar la Ermita de San Juan, una pequeña Iglesia del año 1726, de construcción simple, con una gran puerta de madera y un pequeño campanario, que acoge en su interior una imagen de San Juan Bautista datada en el siglo XVIII y tallada en madera.

Vereda de los Guanches (i).

Retrocederemos un poco después de la visita, para seguir ascendiendo en fuerte pendiente por la Calle Fuente del Tanque, una vía estrecha y asfaltada que discurre entre viviendas a un lado de la calle y fincas cultivadas al otro; después de unos setecientos metros y un poco antes de llegar a la bifurcación con la Calle los Arroyos, que continúa a la izquierda, deberemos tomar a la derecha por la llamada Vereda de los Guanches, donde hay una señal que dice “Barranquillos”, una vía estrecha con firme de tierra que transcurre entre multitud de huertas y fincas cultivadas, cruzando el Barranquillo de las Ratoneras y desembocando poco después en el Camino de los Dornajos, cerca de varias fuentes públicas donde podremos abastecernos de agua fresca. 

Camino de los Dornajos entre grandes castaños.



Continuaremos por dicho camino, que es una pista agrícola de asfalto, y sigue en ascenso entre las huertas, ofreciéndonos un paisaje agrario espectacular, ya que casi la totalidad de los cultivos son de vid, teniéndolos sus propietarios muy bien cuidados. El paisaje comprende los preciosos montes del municipio colindante de Santa Úrsula y su casco urbano cerca de la costa, separado del de La Victoria mediante el Barranco de Tagoro; también es visible el Puerto de la Cruz y parte de los pueblos pertenecientes a la Isla Baja.
Continuando con el recorrido, seguiremos en ascenso hasta encontrar una bifurcación donde hay otra fuente de agua; siempre subiendo, dejaremos dicha fuente a nuestra derecha y continuaremos por el Camino de los Dornajos haciendo un recorrido interminable por una recta que parece no tener fin y siempre rodeada de cultivos; después de unos seiscientos metros de recorrido sin desviarnos en ningún cruce, nos encontraremos en Lomo Marco, donde hay un panel informativo que explica las excelencias del cultivo de la vid y de la castaña, ambos productos estrella del municipio. 


Sendero muy erosionado y encajonado.




Muro de piedra de una huerta con castaños.

Un poco antes de esta confluencia de caminos, tendremos que tomar  a la derecha siguiendo las indicaciones de una señal que dice “Las Hoyillas”, una pista cementada que asciende por el lugar conocido como El Lomo, siempre entre huertas cultivadas y multitud de Castaños; seguiremos hasta encontrar otra bifurcación donde hay un panel informativo de madera y una señal que reza “Serafina”; en este punto tomaremos a la izquierda, llaneando por la pista, cruzando un barranquillo y teniendo que desviarnos un poco mas adelante a la derecha por una pista pedregosa que asciende notablemente junto a un muro de piedra perteneciente a una huerta; enseguida encontraremos un estrecho sendero que se interna entre Capitanas (Phyllis nobla), Gibalberas (Semele androgyna), Helechos (Diplazium caudatum), Inciensos (Artemisia thuscula) y Brezos (Erica arborea) por el borde del Barranquillo los Leres; asciende zigzagueando algo degradado y bastante pedregoso bajo un frondoso Brezal (Erica arborea), donde los grandes ejemplares de Castaños son parte fundamental de la visualización del camino, ya que comparten paisaje dentro de algunas huertas delimitadas por muros de piedra. 



Pista agrícola.


En algunos claros del bosque se deja ver la cima del Teide y la Ladera de Tigaiga, que cierra el Valle de la Orotava por el norte; luego continua por una zona mas rocosa y algo resbaladiza donde crecen grandes ejemplares de Cerrajones (Sonchus acaulis), Gamonas (Asphodelus ramosus) y algunos de Lagrimas de la Virgen (Pancratium canariensis). Llega un momento en que increíblemente desciende por un pequeño tramo y después pasa junto a un largo muro de piedra que delimita una de tantas huertas, el firme es compacto y cubierto de una fina capa de hojarasca proveniente de la gran cantidad de Castaños que hay por los alrededores; luego gira bruscamente a la derecha y continúa ascendiendo muy encajonado y con gran cantidad de piedras sueltas que a veces dificultan el recorrido.



Desemboca luego en una pista agrícola casi tapada por la cantidad de Brezos (Erica arborea) y Codesos (Adenocarpus foliolosus) que crecen en los bordes de la misma y por ella tendremos que remontar mediante firme muy pedregoso en las inmediaciones de La Serafina, convirtiéndose mas adelante y nuevamente, en un estrecho y erosionado sendero que termina en otra pista agrícola donde hay un acceso a una finca particular. Continúa de frente por Los Leres y va remontando con bastante desnivel de subida por una senda en ocasiones sinuosa y en otras muy degradada, que en temporada de lluvias puede hacerse algo peligrosa debido a lo resbaladizo del terreno rocoso.




En un momento determinado veremos una señal del PR que nos impide seguir de frente, aunque si optásemos por continuar estaremos en la Zona Recretiva de Hoya del Abade en dos minutos; si no fuese así, nos desviaremos hacia la izquierda, siguiendo la señalización del PR, por firme algo degradado y entre multitud de Brezos (Erica arborea); luego entramos en zona mas boscosa, donde crecen grandes ejemplares de Pinos Insignes (Pinus radiata), algunos Acebiños (Ilex canariensis), Fayas (Myrica faya) y Brezos (Erica arborea); el sendero continúa llaneando y un poco mas adelante desciende bruscamente en La Lajita hacia una pequeña hondonada donde hay numerosos Helechos (Diplazium caudatum) ya que la zona es bastante húmeda. 

Zona Recreativa Hoya del Abade.



Un promontorio rocoso y algo resbaladizo desciende entre la vegetación hasta que termina en el cauce del Barranco de Marta, donde la espesura se abre notablemente; es una quebrada con firme rocoso y muy resbaladizo en temporada de lluvia, crecen en el mismo numerosos Cerrajones (Sonchus acaulis) y solo tendremos que caminar en sentido ascendente hasta encontrarnos de nuevo la señalización del PR que se adentra, desviándose del cauce hacia la izquierda, otra vez en el bosque, donde seguiremos subiendo hasta toparnos con una vieja pista forestal donde hay un poste de señalización del limite del Paisaje Protegido de Las Lagunetas. 

Barranco de Marta.



Seguimos ascendiendo por firme muy pedregoso, entre Capitanas (Phyllis nobla), Helechos (Diplazium caudatum), Trebolinas (Oxalis pes-caprae) y Hiedra Canaria (Hedera canariensis); el camino es amplio y discurre sinuoso y con firme muy degradado, en algunos árboles podremos observar unas señales de hierro de color amarillo perteneciente a la antigua señalización de camino turístico. Mas adelante llanea un poco donde el suelo es mas compacto y húmedo y luego vuelve a degradarse volviéndose muy pedregoso y zigzagueante, hasta que encontremos de nuevo la señalización del PR y otra referida al Camino de la Virgen, un histórico camino usado desde tiempos remotos para peregrinar al municipio de Candelaria, donde se encuentra la Virgen de Candelaria, Patrona de las Islas Canarias, esta señalización será primordial para seguir el camino correcto. 

Sendero delimitado y perfectamente señalizado.

En un instante pisaremos la Pista del Rayo, una pista forestal que parte desde La Esperanza y termina en los límites del municipio de La Orotava con Santa Úrsula, recorriendo el pinar de las zonas altas de estos municipios; a la derecha continúa la pista hacia la Zona recreativa Hoya del Abade, pasando también junto a la Galería la Preferida. De frente el sendero es evidente, ya que la señalización que antes mencionamos así lo indica, sigue su curso ascendente por El Picacho remontando suavemente bajo un frondoso Fayal – Brezal (Myrica faya y Erica arborea); el paseo se hace agradable porque no tiene mucho desnivel de subida, podremos ir observando la flora del lugar, muy abundante debido a las condiciones húmedas de la zona, el camino está cubierto de una capa de hojarasca y florecen muchos Cerrajones (Sonchus acaulis), Capitanas (Phyllis nobla) y Hiedra Canaria (Hedera canariensis), también Helechos (Diplazium caudatum) y Cruzadillas (Hypericum reflexum), la superficie es terrosa y discurre bastante sinuosa por un sendero evidente; un poco mas adelante su trazado es mas ancho y en los bordes encontraremos muchas piedras cubiertas de musgo que afloran entre multitud de Helechos (Diplazium caudatum), Trebolinas (Oxalis pes-caprae) y algunos Cerrajones(Sonchus acaulis), incluso algunos árboles pueden verse cubiertos de Hiedra Canaria (Hedera canariensis) a modo de enredaderas. 

Señalización del PR.

Un poco mas adelante, en el Lomo la Peta, veremos como la traza del sendero está perfectamente delimitada con piedras, siguiendo un recorrido sinuoso entre el pinar; cruza una nueva pista forestal y veremos otra señalización del Camino de la Virgen, lo cual es señal inequívoca de que vamos por buen camino; se va adentrando cada vez mas profundamente en el bosque, un precioso pinar canario sobre una superficie totalmente cubierta de pinocho y donde sobresalen ocasionalmente algunos ejemplares gigantes de Cerrajones (Sonchus acaulis) y algunos Brezos (Erica arborea) dispersos entre los grandes Pinos Canarios (Pinus canariensis).

Área de descanso de Las Canales.

Sigue su curso en ascenso, esta vez un poco más acusado, hasta que encontremos de nuevo otra pista forestal, es la llamada Punta de la Pista, donde está el Área de Descanso de Las Canales, antes denominada Siete Fuentes, y por donde pasa el GR-131 concretamente la ETAPA 3, que se dirige hacia la derecha y por dicha pista a La Caldera de La Orotava y a la izquierda hacia La Esperanza; hay un punto donde coger agua y una choza de madera con asientos y una mesa donde poder hacer un descanso. 

Señalización del Camino de la Virgen.

Señalización del GR-131 en la zona de 
descanso de Las Canales.

Después de la parada seguiremos el evidente sendero que se inicia junto a la choza, ignorando el trazado del GR-131; nuestro recorrido se aleja de la pista y discurre por un sendero sinuoso y en suave ascenso hasta que en pocos minutos desemboquemos en otra pista forestal, en este caso se trata de la Pista Pino Carretón, que se dirige hacia la izquierda a conectar con la Pista Fuente Fría y a la derecha con la anterior; tendremos a la vista como el GR discurre a nuestra derecha hacia el Lomo Chabarco y de frente como continúa nuestro PR. Subiremos unos escalones de piedra y nos adentramos de nuevo en el sendero que discurre trazado entre una hilera de piedras, sigue bajo el pinar y enseguida se cruza con otra pista forestal de segundo orden, pasada esta, sigue en suave ascenso sin estar delimitado, pero siendo perfectamente evidente su paso entre los pinos; va sinuoso y en algunos remontes mas empinados hay unos escalones de piedra que facilitan la marcha; por las inmediaciones de Montaña Cascajo y subiendo unas escaleras de piedra, llegaremos de nuevo a otra pista forestal importante, la Pista Risco Negro, la cruzamos y subimos una empinada escalera que se alza junto a algunos Codesos de Monte (Adenocarpus foliolosus) y unas Fayas (Myrica faya), para seguir avanzando y zigzagueando entre Pinos Canarios (Pinus canariensis), algunos Brezos (Erica arborea) y ocasionalmente podemos ver también Chagorros (Sideritis canariensis) y Cruzadillas (Hypericum reflexum). 

Escaleras en la Pista de Risco Negro.



Continúa ascendiendo, esta vez con más desnivel y por una superficie bastante ancha y compacta, aunque cubierta de pinocho; mas adelante volveremos a encontrar el sendero delimitado con piedras y una bifurcación a la derecha que debemos de ignorar; asciende por largos tramos en línea recta y en un momento determinado iremos bordeando el Barranco de Bobadilla, un cauce que pasa inadvertido por su poca profundidad, que nace en las inmediaciones de Montaña la Mesa. 




A medida que progresamos, el desnivel disminuye de tal manera que cuando termine el sendero desemboquemos en una pista forestal donde tendremos que ir hacia la izquierda caminando sobre la misma, es una pista ancha y llana que discurre por la base de la Morra de las Colmenas (1473 m.) y seguiremos por ella siguiendo todas las indicaciones del PR, hasta encontrarnos de nuevo un acceso a un sendero bordeado por una hilera de piedras donde hay otra señal del Camino de la Virgen que citamos anteriormente; será en este cruce donde damos por finalizado el PR-TF-25.2 que hemos venido recorriendo y nos tropezaremos con el recorrido principal, el PR-TF-25, que pasa de largo hacia la izquierda y por dicho sendero delimitado continúa también hacia la derecha el mismo PR, teniendo que continuar por el. 

Por las inmediaciones de la Morra de las Colmenas.

Muro de contención de la carretera TF-24.

Discurre ascendiendo muy suavemente y algo sinuoso dirigiéndose a las inmediaciones de la carretera TF-24, que fluye a un nivel superior de la traza del camino; luego continúa paralelo al muro de contención que sostiene dicha vía, donde hay multitud de Hiedra Canaria (Hedera canariensis), que crece de forma colgante en dicha pared. Seguiremos cruzando un túnel subterráneo que atraviesa la carretera y ascenderemos repentinamente hasta estar de nuevo al nivel de la vía; a la derecha ignoramos un camino que se dirige hacia la Pista Siete Fuentes y seguiremos de frente llevándonos por la señalización del PR que es bastante clara; iremos caminando muy cerca de la carretera por superficie llana, con pequeños remontes casi imperceptibles y prácticamente paseando entre un precioso pinar con escaso sotobosque compuesto mayoritariamente de Brezos (Erica arborea). 


Carretera TF-24, hacia Las Lagunetas.


Un poco después llegaremos a un enorme claro, que es el paso de una línea de alta tensión y que rompe súbitamente con la visualización natural que hemos tenido hasta llegar a este lugar; veremos unas altas torres de hierro que soportan los cables de electricidad y como irremediablemente cortan el curso natural del pinar. 

Cruzando una línea de alta tensión.

Pinar en Las Lagunetas.

Después de cruzar bajo dicha línea eléctrica, volvemos al curso del sendero y remontaremos suavemente entre los gruesos troncos de los pinos, donde podemos ver también alguna Faya (Myrica faya) y Brezos (Erica arborea); seguiremos serpenteando entre ellos, cruzando algunos barranquillos sin importancia y caminando ocasionalmente por algunas pistas forestales de segundo orden, hasta llegar a la Pista Boca del Valle, la cual dejaremos atrás atravesándola y continuaremos dejándonos llevar por la señalización del PR, que es clara y concisa, sin darnos la oportunidad de perdernos. 

Cruzando una pista forestal.

Mas adelante bordearemos de nuevo la línea de alta tensión y seguiremos caminando bajo el pinar por un sendero compacto, llano y muy evidente, que nos lleva junto a la pista forestal y termina al borde da la carretera TF-24, en las inmediaciones de la Casa Forestal de Las Lagunetas y junto a un parque recreativo donde hay un panel informativo referente a la red de senderos homologados del municipio de Candelaria y el inicio del SL-TF-299 LOMO EL CENTENO, que desciende hasta Barranco Hondo; aquí daremos por finalizado el recorrido propuesto.
Inicio y señalización del SL-TF-299.

En las inmediaciones del lugar hay un bar-restaurante con comida típica canaria, un campamento juvenil, un parque forestal y un parque recreativo con mesas y fogones, además es punto de encuentro habitual de ciclistas y amantes de la montaña que comienzan aquí sus actividades en la naturaleza.



© Texto y fotografías de Francisco Fariña


1 comentario:

  1. Hola, haces tours privados por la Victoria? Para 2 personas. Rawspain@hotmail.com

    ResponderEliminar