miércoles, 5 de marzo de 2014

CAMINO REAL DEL SUR (CANDELARIA - SANTIAGO DEL TEIDE) ETAPA IV


CAMINO REAL DEL SUR 
(Candelaria - Santiago del Teide) 
ETAPA IV
GRANADILLA - ARONA

FICHA TÉCNICA

TÉRMINO MUNICIPAL: Granadilla y Arona.
INICIO: Iglesia de San Antonio en el casco urbano de Granadilla de Abona.
FINAL: Iglesia de San Antonio en la Plaza del Cristo de la Salud en el casco urbano de Arona.
DURACIÓN: Depende de las condiciones físicas de cada persona.
TIPO DE TERRENO: Discurre casi toda la etapa por asfalto, excepto en los cruces de la mayoría de los barrancos y por el Camino de la Hoya, en la etapa IV(b), donde su conservación es excelente.
LONGITUD: Etapa IV (a): 16,7 Km. -- Etapa IV (b): 21,3 Km.
DIFICULTAD: Baja.
VENTAJAS: Esta etapa consta de dos variantes, pudiendo conectar ambas por el Camino de las Lajas, desde Aldea Blanca a San Miguel de Abona. Coincidencia con la ruta CHARCO DEL PINO – MONTAÑA CENTINELA y posible conexión con el SL-TF-231 y con la etapa final del GR-131.
INCONVENIENTES: Desde Valle de San Lorenzo hasta Arona no está claro el recorrido original del Camino Real del Sur, por lo tanto optamos por hacer un recorrido semiurbano por el Caserío de Túnez.
PROVISIÓN DE AGUA: En los sitios poblados.
LUGARES DE INTERÉS: Iglesia de San Antonio; Plaza González Mena; Convento Franciscano de San Luis; Iglesia Virgen de las Nieves; Iglesia de San Luis IX; Barranco de la Orchilla; Iglesia de San Miguel; Barranco del Drago; Caserío de La Hoya; Fuente de la Hoya; Grabados Guanches en la Montaña centinela; Iglesia de San Lorenzo; Caserío de la Fuente; Iglesia de Túnez; Iglesia Cristo de la Salud.

MAPAS Y CARTOGRAFÍA


DESCRIPCIÓN

Pista por la variante "a" (i) y camino por la "b" (d).

Esta cuarta etapa la dividiremos en dos variantes a partir del núcleo urbano del municipio de San Miguel; la primera es el propio trayecto del Camino Real de Sur, que íntegramente asfaltado, se dirige desde el casco urbano de dicho pueblo, haciendo un bonito recorrido urbano por la parte superior del Roque Jama (780 m.) y bajando luego a Valle de San Lorenzo, antiguamente llamado Valle del Ahijadero; podremos guiarnos por el texto siguiente del libro en cuestión: (… Cuatro principales caminos salen del lugar de San Miguel para dirigirse a Vilaflor, Arona, Granadilla y Puerto de los Abrigos. Uno de ellos es el de ocho kilómetros que, faldeando los terrenos inferiores de la base del cráter de Las Cañadas […], no obstante formar parte del Real de la isla […]; de él, próximamente a un kilómetro de la salida del lugar, se desprende otro a su izquierda para continuar a la aldea del Valle de San Lorenzo, pago del Ayuntamiento de Arona …)

Valle de San Lorenzo.

La segunda opción, y también desde San Miguel, consistirá en desviarnos por la Calle de la Cruz hacia el Caserío de la Hoya y luego rodear la base de Montaña Centinela (577 m.) para llegar también a Valle de San Lorenzo; la ventaja de esta elección consiste en que no debemos pasar por alto el Caserío de La Hoya, poblamiento original del municipio de San Miguel por estar cerca de dos manantiales de agua muy importantes para el desarrollo de la zona, como lo son la Fuente de la Hoya y la Fuente de Tamaide, las cuales podremos visitar, así como el camino que discurre con pavimento empedrado y algunos enclaves etnográficos, incluido un horno para cocer tejas de barro.

Iglesia de S. Antonio y Plaza Glez. Mena en Granadilla.

Señalización Camino Real del Sur en Granadilla (d).

El comienzo de la etapa por tanto es en Iglesia de San Antonio, en el casco urbano de Granadilla de Abona, donde tendremos que ir por la Calle San Francisco y pasar junto a la Plaza González Mena donde está el Ayuntamiento y el Convento Franciscano de San Luis, datado en el año 1665 y catalogado Bien de Interés Cultural (BIC), reconvertido actualmente en espacio donde se realizan multitud de actividades culturales; hay un panel informativo del Camino Real del Sur, que nos dará una idea del recorrido a seguir a partir de este punto. Continuaremos hasta encontrar la Calle las Agilillas, que avanza entre viviendas y en ascenso por nuestra derecha, seguiremos por ella hasta que veamos como por la izquierda, junto a unos postes de madera de la línea telefónica, comienza una senda estrecha con firme terroso que luego desciende suavemente entre algunos restos de los muros de piedra seca que delimitaban el camino; mas adelante cruzaremos un canal de agua que cruza perpendicularmente el recorrido y luego junto a unos estanques de agua, para después desembocar en la Calle las Chozas, junto al campo de fútbol municipal. La carretera TF-21 se atraviesa justo en el punto kilométrico 82 y se dirige por nuestra derecha hacia Vilaflor; nosotros seguiremos de frente por una pista de tierra que discurre entre unos muros altos que delimitan unos cultivos y sin desviarnos continuaremos por El Pino, entre alguna casa aislada y por el camino bordeado por un murete de piedra seca. Luego llegaremos al asfalto y entre una atarjea y la tapia de una finca, sigue circulando el recorrido que pasa junto a la Iglesia Virgen de las Nieves, un sencillo templo junto a unas ruinas de la Casa del Pino, una antigua hacienda canaria, rodeada de una solitaria plaza. Avanza el camino por asfalto entre huertas de cultivo y bordeado por un murete de piedra seca y un canal de agua, hasta que nos encontremos con la Calle Virgen del Pino, por la cual caminaremos hacia la izquierda y en suave descenso unos doscientos metros, veremos una rampa a la derecha que sube y enseguida desciende por los restos del camino entre unas viviendas, por El Llanito, terminando en una pista cementada que a su vez enlaza con la Calle la Peña, por la que tendremos que ir hacia la derecha terminando en la Calle las Chafiras, que conecta con la carretera TF-28, donde veremos enseguida la Iglesia de San Luis IX, en el centro del núcleo urbano de Charco del Pino. 

Iglesia San Luis IX en Charco del Pino (i).


Podemos tomarnos un descanso en este lugar y luego seguir el recorrido descrito en la ruta CHARCO DEL PINO – MONTAÑA CENTINELA, accediendo de nuevo a la carretera TF-28 y por ella avanzando hasta ver un cartel informativo de la población que acabamos de dejar atrás; a la izquierda se interna un sendero que discurre paralelo a la carretera en suave descenso, con restos de empedrado y delimitado con muretes de piedra seca que se dirige al Barranco del Ancón. 

Camino Real en el Barranco de la Orchilla.

Una vez rebasado el mismo, el camino sigue ascendiendo paralelo a este y se va acercando luego al borde del Barranco de la Orchilla, límite natural de los municipios de Granadilla y San Miguel; el camino comienza a descender en zigzag, con firme empedrado y luego muy degradado y pedregoso, terminando en el fondo del barranco que está formado por una escorrentía de rocas de gran tamaño que termina en un saltadero natural del cauce.




Entrando al casco urbano de San Miguel.

En la vertiente contraria continúa ascendiendo muy sinuoso y también empedrado, con pequeños tramos bastante deteriorados; al final de la subida y junto a un vallado, tomaremos una pista agrícola que atraviesa el Barranco de los Palos, mas adelante llaneando se cruza con el Camino Viña Vieja y avanza junto a una vieja casa de piedra que se asienta en las faldas de la Montaña Viña Vieja (665 m.), luego desciende suavemente por El Tablero y terminando el Camino de la Montañita desembocaremos en el núcleo urbano de San Miguel por la Calle la Deseada, por la cual andaremos hacia la izquierda realizando un recorrido urbano que pasa por la Iglesia de San Miguel, templo que data del siglo XIX, aunque fue construida sobre una antigua Ermita del siglo XVII; en la plaza hay algunos edificios históricos como la Casa de Don Juan de Bethencourt y una pintoresca plaza urbana donde está la Fuente del Grifo, donde podemos reponer agua.


Iglesia de San Miguel.

Continuaremos siguiendo las indicaciones del SL-TF-231, del cual hay un panel explicativo al comienzo de la Calle de la Iglesia, por la que andaremos entre viviendas tradicionales y de arquitectura típica canaria; luego conexiona y continúa por la Calle Tamaide, cruzándose con la Carretera de los Abrigos, la TF-65; unos metros después encontraremos una plaza donde hay un poste señalizando el SL-TF-231.1, que se dirige hacia el Caserío de Aldea Blanca por la Calle José Hernández Afonso. 

Casa del Capitán (d).
Calle de la Iglesia y El Calvario.

Después de haber ignorado dicha variante, encontraremos la Casa del Capitán, una casona de arquitectura típica canaria, restaurada y reconvertida en museo y espacio cultural; cerca hay una pintoresca plaza para hacer un descanso, donde hay un panel informativo referente al Camino Real del Sur; al otro lado de la calle está El Calvario, un santuario que indicaba una parada obligatoria a todo aquel que andaba por este itinerario. Unos ciento cincuenta metros mas adelante nos encontraremos la Calle la Cruz por la izquierda, por donde continúa el SL-TF-231; este es el lugar donde dividiremos la etapa en dos variantes:

- ETAPA IV (a) - CAMINO REAL DEL SUR -

Continuaremos haciendo un recorrido urbano por la Calle Tamaide, por la zona de El Lomo, donde baja un barranquillo que se cruza con el camino; un poco más adelante una fuente pública de agua nos llamará la atención a nuestra derecha, así como algunas viviendas muy pintorescas situadas a los lados del recorrido. Luego avanza en línea recta hasta que nos crucemos con la carretera TF-28, la cual ignoraremos para seguir de frente ascendiendo suavemente por la Calle El Drago, ya en las afueras del núcleo urbano de San Miguel. 


Saliendo de San Miguel.

Valle San Lorenzo.

Seguiremos por firme asfaltado, aunque veremos muchos vestigios del Camino Real, como los muretes de piedra de tosca que lo delimitaban; después de bordear el Barranco de la Fuente Tamaide sobre un puente de piedra donde circula la calle, llegaremos a la Calle el Tapado por donde andaremos unos metros hacia la derecha hasta encontrar la Calle San Roque. 


Iglesia de San Roque (i).

Por esta última iremos, ya dentro del Barrio de San Roque, y en poco tiempo encontraremos la Iglesia de San Roque, un templo de principios del siglo XX, construido en el lugar donde antiguamente había una pequeña Ermita hecha de tosca y barro; es de construcción sencilla y está coronada con un pequeño campanario, todo ello en una humilde plaza, donde hay también un panel informativo referido al SL denominado Monte Cho Pancho, que asciende señalizado por el Camino de la Silleta hasta los límites del municipio de Vilaflor. 


Camino de la Fuente.

Luego cruzaremos la carretera TF-565 que se dirige a La Escalona y después iremos descendiendo por la Calle la Degollada, con vistas hacia el Roque del Conde (1001 m.) y la cima piramidal del Roque de Imoque (1108 m.), que se divisan a lo lejos. Saldremos en seguida de la zona habitada y avanzaremos por el Camino la Fuente por una zona agrícola donde se suceden las huertas cultivadas; después de un pequeño remonte volveremos a descender, siempre por asfalto y paulatinamente abriéndose un fantástico paisaje hacia Valle de San Lorenzo; a nuestra izquierda también se extienden las vertientes rocosas del Roque de Jama (780 m.), catalogado como Monumento Natural y de la Gollada del Roque. Mas adelante llegaremos al Barranquillo del Genovés, donde se encuentra La Fuente, un manantial natural de agua cerca de unas huertas de cultivo abancaladas y abandonadas; luego continuaremos junto al Caserío de La Fuente, un grupo de casas que forman un pequeño núcleo poblacional donde se hace patente la sencillez de la arquitectura tradicional canaria. Seguiremos descendiendo por la Calle la Fuente hasta terminar en la carretera TF-28, lugar de unión de las dos variantes propuestas de esta etapa y donde inmediatamente tomaremos la Calle Chindia, que nos llevará siempre con firme asfaltado, en suave descenso y entre algunos grupos dispersos de viviendas, hasta conectar con la Calle la Cabezada y luego con la Calle la Inmaculada, donde ya tendremos a la vista la Iglesia de San Lorenzo Mártir en un entorno urbano con firme adoquinado, donde se encuentra también la pintoresca Plaza de San Lorenzo.

- ETAPA IV (b) - CAMINO DE LA HOYA -

Por la Calle la Cruz iremos hacia la derecha siguiendo la señalización del SL-TF-231 y veremos cómo se desvía del asfalto y continúa el camino, dirigiéndose bajo la base de la Montaña Ifaya (545 m.) con firme compuesto del empedrado original y delimitado con muros de piedra seca de tosca, que avanza dirección a un barranquillo donde hay una fuente natural de agua en El Uchón; luego sigue junto a la Casa del Mojón, donde podremos disfrutar de unas bonitas vistas panorámicas de la costa; más adelante se cruza con la Calle la Fuente que termina asfaltada poco después en unas viviendas, justo en el borde del Barranco del Drago. 


Camino Real empedrado.


Barranco de El Drago.

El camino es evidente y se dirige a cruzar dicho barranco, discurre casi en su totalidad empedrado y con la vista permanente de la Montaña Centinela (577 m.); hay unos paneles informativos referidos al Caserío de la Hoya y a la geomorfología del barranco. Después de cruzar el cauce y pasar junto a un puente de mampostería que sostiene un canal de agua, ascenderemos por la vertiente contraria y pasaremos al lado de una vieja casa de piedra, para desembocar poco después en la Calle Lomo la Hoya donde tomaremos a la izquierda descendiendo por asfalto hasta encontrarnos con el Camino de la Hoya que se interna por el Caserío de la Hoya, primer asentamiento poblacional del municipio de San Miguel, ya que se halla, como hemos dicho anteriormente, en un lugar estratégico cerca de varias fuentes naturales de agua, dicho camino discurre con firme empedrado y entre casas de piedra restauradas algunas y bien conservadas otras. 


Caserío de La Hoya.

Fuente de La Hoya junto al camino.

Sigue avanzando perfectamente delimitado por un muro de piedra seca y pavimentado con el empedrado original descendiendo hacia la Fuente de la Hoya, un lugar indispensable ya que en la tosca rojiza hay unos depósitos excavados para recoger el agua del manantial natural para el aprovechamiento humano y animal. 


Camino empedrado y delimitado.

Continúa luego cruzando el Barranco de Mantible, un cauce poco profundo pero que comienza en una garganta estrecha visible desde el camino y que está situada entre el Risco Mantible (586 m.) y las faldas del Roque de Jama (780 m.), catalogado como Monumento Natural; luego pasaremos junto a la Casa del Gato, donde hay una era de trilla entre antiguas huertas de cultivo y después comienza un suave ascenso por las faldas de Montaña Centinela (608 m.) hasta que nos encontremos con una pista de tierra que se dirige hacia la cima de la montaña donde está situado el Mirador de la Cantinela; ignoraremos esta pista y seguiremos llaneando por el camino real hasta que un panel informativo, colocado estratégicamente en un altozano con vistas panorámicas del Caserío de la Hoya y sus alrededores, nos obligará a parar un momento para observar algunos grabados rupestres asociados al pueblo Guanche, siendo bastante numerosos en los riscos más altos del entorno. 


Recorrido por las faldas de Montaña Centinela.

Continuaremos el recorrido casi llaneando por las laderas de Montaña Centinela (608 m.) por el camino perfectamente delimitado con un murete de piedra seca y un firme bastante pedregoso que va discurriendo sobre la Hoya El Pico y paulatinamente se asoma sobre el paisaje panorámico de un enorme valle que se extiende entre gran parte de la costa sur de la isla, divisándose perfectamente muchos conos volcánicos significativos como son la Montaña de Guaza (428 m.), Montaña Grande (152 m.), que corona la Reserva Natural Especial de Malpaís de Rasca, Montaña Chimbesque (425 m.), en el caserío de Aldea Blanca y Montaña Roja (172 m.) dentro de la Reserva Natural Especial de Montaña Roja, entre muchas otras; también son visibles promontorios rocosos importantes como el Roque Igara (390 m.), el Roque de Vento (563 m.) y el inconfundible Roque del Conde (1001 m.), con su cima en forma de amplia meseta. 




Seguiremos luego prácticamente llaneando por el camino que se abre entre multitud de Tabaibas, hasta llegar a un collado rocoso que se asoma a la Montaña de las Tabaibas (450 m.), por donde pasa el camino por el cual andaremos más adelante, dicho lugar invita a realizar una parada para admirar el grandioso paisaje del valle. 


Montaña de las Tabaibas.

Roque las Mesas de Aldea.

Luego el sendero continúa por el Lomo Empinado con firme bastante pedregoso, en fuerte pendiente y algo resbaladizo, con vistas al Roque de las Mesas de Aldea (396 m.), un peñón rocoso bastante notable por cuyas faldas discurre el SL-TF-231 de camino hacia Aldea Blanca, después de haber cruzado la carretera TF-657 en el lugar conocido como Las Crucitas. 


SL-TF-231 hacia Aldea Blanca (i); Valle San Lorenzo (d).


Antes de llegar a dicha carretera, tomaremos hacia la derecha en busca de una perdida pista de tierra que se interna hacia la base de Montaña de las Tabaibas (450 m.), ya que antes ha sido imposible rescatar el anterior paso del camino por estar en precarias condiciones; a medida que avancemos, el paso se hace más evidente y va ascendiendo muy suavemente rodeando una enorme parcela cultivada de árboles frutales y pasando cerca de una antigua cantera de extracción de áridos que se ha “comido” una gran parte del cono volcánico de dicha montaña. Luego continúa con firme muy erosionado y superficie muy ancha, transcurriendo por las laderas de picón del cono volcánico anteriormente citado y con vistas a los núcleos poblacionales de Buzanada y de Valle de San Lorenzo, ambos pertenecientes al municipio de Arona. 





Llegaremos a una pequeña edificación que está cerca de una charca de agua y conectaremos con el Camino Real que se nos presenta a partir de un antiguo estanque, delimitado con un murete de piedra seca y con escasos restos del pavimento empedrado. Continúa este llaneando, aunque con algunas bajadas suaves y con la imagen majestuosa de la cara sur del Roque Jama (780 m.), que no dejaremos de admirar en todo el recorrido; luego encontraremos una atarjea y algunas tuberías de hierro que nos acompañarán por Lomo Blanco hasta llegar a un estanque de agua, es aquí donde giraremos a la derecha ascendiendo por firme muy pedregoso y así evitar el paso por una propiedad privada, teniendo que continuar subiendo hasta encontrarnos con un canal de agua por el cual iremos con sumo cuidado hacia la izquierda, encontrándonos luego con el Camino Real que asciende en fuerte pendiente y delimitado con muros de piedra seca. 



Roque Jama.

Llegando a Valle San Lorenzo.

Sin quitar la vista del Roque Jama y con el paisaje de Valle de San Lorenzo y su núcleo urbano por nuestra izquierda, iremos recorriendo este precioso camino con restos del antiguo empedrado y definido con perfectos muros de piedra, que discurre paralelo a la carretera TF-28, teniendo incluso un acceso a la misma. Mas adelante conectaremos con el Camino Jama, un paseo adoquinado que termina poco después en la TF-28, lugar donde se encuentran las dos variantes de esta etapa, terminando ambas en la Iglesia de San Lorenzo Mártir.





Iglesia San Lorenzo Mártir.

Desde dicha Iglesia, en el centro urbano de Valle San Lorenzo, tomaremos por la Avenida Valle San Lorenzo que asciende hasta la carretera TF-28, iremos a la derecha por esta última y enseguida veremos el Camino la Longuera, que continúa asfaltado y en subida junto a una urbanización de nueva creación. Después de unos cuatrocientos cincuenta metros, se cruza con la Calle la Tosca y de frente continuaremos por la Calle el Patio, que discurre entre huertas y algunas viviendas aisladas, hasta terminar en la intersección del Camino Cercado de las Toscas con la Calle el Parral; por esta última iremos llaneando hasta que en la primer curva nos tendremos que fijar como el Camino Real se desvía muy perdido hacia la derecha, por una loma muy rocosa, cruzando luego el Barranquillo de la Cueva la Cochina en la Hoya la Beña y luego pasando a la otra vertiente, junto al Pozo las Mesas, donde podremos seguir por una pista de tierra que desemboca en la carretera de acceso a la población de Túnez; seguiremos por la carretera unos doscientos cincuenta metros, donde hay una desviación asfaltada a la derecha que conecta enseguida con un pequeño tramo del camino que en unos poco metros se pierde de nuevo en la misma carretera. Avanzamos luego hasta cruzarnos con la Calle Santa Teresa Jornet, donde está a pocos metros la Iglesia de Túnez, rodeada de una amplia plaza que hace de mirador hacia el Valle de San Lorenzo, pudiendo disfrutar de unas vistas excelentes. 


Iglesia Cristo de la Salud en Arona.

De vuelta a la carretera, nos queda ir llaneando por asfalto y encontrarnos con la Calle el Calvario, que se interna junto al campo de fútbol, en el casco urbano de Arona; en poco tiempo llegaremos a la pintoresca Plaza del Cristo de la Salud, donde está la Iglesia del Cristo de la Salud, templo del siglo XVIII edificada en una sola nave y rematada por un pequeño campanario de piedra; aquí también encontraremos el final de GR-131, que culmina en su ETAPA VII.


© Texto y fotografías de Francisco Fariña


No hay comentarios:

Publicar un comentario