martes, 11 de marzo de 2014

SL-TF-60 - RUTA DE LOS ALMENDROS


SL-TF-60
RUTA DE LOS ALMENDROS


FICHA DE LA RUTA

TÉRMINO MUNICIPAL: Santiago del Teide.
COMO LLEGAR: Por la carretera TF-82 que pasa por el Municipio de Guía de Isora y una vez hayamos pasado de largo el mismo, nos encontraremos con el Caserío de Chío, donde hay una conexión con la carretera TF-375 que nos llevará directamente al Caserío de Arguayo.
COMIENZO: Centro Alfarero y Museo Etnográfico en el Caserío de Arguayo.
FINAL: Iglesia de San Fernando Rey en el casco urbano de Santiago del Teide.
DIFICULTAD: Media.
DURACIÓN: 3,30 Hs.
LONGITUD: 9 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: En los lugares poblados.
LUGARES DE INTERÉS: Núcleo urbano del Caserío de Arguayo; Centro Alfarero y Museo Etnográfico; Huertas con almendros; Montaña Bilma; El Calvario; Casco urbano del municipio de Santiago del Teide.
VENTAJAS: Ruta señalizada como SL-TF-60, teniendo las variantes SL-TF-60.1, hacia el Caserío de Valle Arriba y SL-TF-60.2, hacia Las Manchas; también conexiona con el PR-TF-43.3, que a su vez enlaza con el PR-TF-43, circular del Volcán Chinyero.
INCONVENIENTES: El sendero esta compuesto, casi en su totalidad, con firme muy pedregoso, por lo que la travesía se hace algo tortuosa.
PELIGROSIDAD: Ninguna digna de mención.
TIPO DE RUTA: Senderismo.

CARTOGRAFÍA


DESCRIPCIÓN


Comenzaremos el recorrido de la misma manera que redactamos en la ruta ARGUAYO - SANTIAGO DEL TEIDE, en la plaza principal del Caserío de Arguayo, donde está la Iglesia Parroquial de San Fernando, que se encuentra rodeada de un pintoresco casco urbano formado por callejuelas estrechas y viviendas muy bien cuidadas. La Calle Carretera General nos une con el Centro Alfarero y Museo Etnográfico de Cha Domitila y en ese punto veremos la primera señalización del SL-TF-60 que nos obliga a girar a la derecha y ascender por la Calle el Carmen, donde nos encontraremos en primer lugar con los Chorros de Agua, unos antiguos tomaderos de agua de abasto público, unos instantes después, en la esquina con la Calle San Felipe, veremos un bonito lagar restaurado y expuesto al público.


Señalización al inicio de la ruta en Arguayo.

Iglesia de San Fernando y Roque de Arguayo.

Seguiremos por la Calle el Carmen hasta que se una con la Calle Candelaria, donde podremos visitar una era de trilla desde donde hay unas vistas panorámicas de todo el entorno.



Era de trilla en Arguayo.


Lagar en Arguayo.

A partir de este punto andaremos hacia la derecha y en descenso por la Calle Horno de las Loceras hasta encontrarnos con el Camino el Cercado, que avanza hacia la izquierda, con firme terroso y en suave ascenso, por la zona conocida como El Cercado; el camino esta delimitado con un murete de piedra seca y se bifurca enseguida en varias opciones, haremos caso de la señalización del SL y llegaremos en poco tiempo a la Galería Fuente del Gualijajo, la cual pasaremos de largo para continuar el ascenso por el Camino de la Pasada, un camino muy ancho que está delimitado por muros de piedra seca, el cual tiene espacio suficiente para ascender en zigzag.



Panorámica del Caserío de Arguayo.

Luego gira a la izquierda y llanea un poco para ofrecernos unas espectaculares vistas de las huertas colindantes donde crecen multitud de almendros que cuando están en temporada de floración forman un paisaje irrepetible; iremos andando sobre las lavas de los Volcanes de Boca Cangrejo (1588 m.) cuyo firme se hace un poco incómodo ya que está formado por una interminable capa de pequeñas piedras sueltas provenientes de dicho volcán. A continuación avanzaremos lindando las interminables huertas de cultivo con almendros hasta llegar a una bifurcación que nos hace girar de nuevo a la derecha; podremos ignorarla por un instante para acceder a una casa en ruinas, donde también hay un aljibe y una era de trilla y desde donde podemos disfrutar del paisaje agrícola de los altos de Arguayo, con el majestuoso Roque de Arguayo (1073 m.) como guardián del mismo.


Roque de Arguayo.

De vuelta al camino seguiremos ascendiendo por Los Cantos, junto a un evidente muro de piedra volcánica que resguarda un firme muy pedregoso; la vegetación es escasa por lo agreste del terreno volcánico y aparte de un pequeño pinar, crecen en los espacios colindantes algunos Bejeques (Aeonium arboreum) y Tabaibas (Euphorbia lamarckii), al igual que algún Matorrisco (Lavandula canariensis) muy aislado. Entramos de lleno mas adelante en las coladas de Boca Cangrejo, por lo tanto el firme del camino seguirá siendo muy agreste y pedregoso, dificultando algo el paso; hay tramos llanos que nos dan un respiro y donde podremos observar tranquilamente la cara norte del Teide y el inmenso cono volcánico de Pico Viejo (3135 m.) y también algunas zonas donde grandes Pinos Canarios (Pinus canariensis) nos dan sombra para recuperar el aliento.





Luego vienen algunos remontes suaves e incluso algún inesperado descenso, siempre delimitados por un muro de piedra seca, por una zona donde se abre un espectáculo paisajístico sin igual, a nuestra izquierda se muestra el pintoresco municipio de Santiago del Teide, bajo la cuerda montañosa que cierra el Valle de Santiago por el sur, que está formada por algunos picos importantes como el Pico del Gato (1100 m.), separado del Risco de la Fuente (1154 m.) por la Degollada de Cherfe, por donde asciende la empinada carretera de Masca; más al sur se alza El Piquito (1124 m.), el Lomo de la Campana y el Roque del Paso (839 m.), cuyas laderas van cayendo paulatinamente sobre Puerto Santiago.

Señalización de SL.

Teide y Pico Viejo.

En primer plano hay algunas huertas delimitadas donde nacen Almendros e Higueras, que crecen acompañados de otro tipo de vegetación como Retamas (Teline canariensis) y Codesos (Adenocarpus foliolosus) y Vinagreras (Rumex lunaria); luego seguiremos llaneando hasta encontrar una bifurcación en la zona conocida como Cruz de Tea, que desciende por nuestra izquierda hacia Las Manchas y Arguayo por el Camino de los Baldíos; nuestra ruta sigue de frente, ascendiendo junto a un poste informativo que señala la entrada a la Reserva Natural Integral del Chinyero, un espacio natural volcánico de unas 2.300 hectáreas que incluye volcanes como el Volcán de Arenas Negras (1398 m.), que destruyó el puerto de Garachico en el año 1706; este espacio está compuesto de malpaises y espacios agrestes que rodean el Volcán Chinyero (1553 m.), última erupción acaecida en la Isla y por tanto un modelo representativo del vulcanismo histórico de Canarias.

Montaña Bilma y cuerda montañosa sobre
Santiago del Teide.


Montaña Bilma.

El recorrido continúa bordeando un pinar y con la fantástica imagen de Montaña Bilma (1369 m.) al frente y el camino casi llanea entre Matorriscos (Lavandula canariensis), Retamas (Teline canariensis), Codesos (Adenocarpus foliolosus), Escobones (Chamaecytisus proliferus) y algunos ejemplares aislados de Cerrajones arbóreos (Sonchus canariensis); mas tarde iremos dejando detrás el bosque y nos introduciremos en las coladas que dejó el Volcán Chinyero en su erupción, un malpaís volcánico con firme muy pedregoso, que zigzaguea rodeando la Montaña Bilma (1369 m.), sin apenas vegetación, solamente en alguna vaguada mas umbría donde podemos ver algún Almendro rodeado de Escobones (Chamaecytisus proliferus) y alguna Retama (Teline canariensis) y en los terrenos colindantes que nos quedan a nuestra derecha.



Bifurcación con el PR-TF- 43.3 hacia 
El Chinyero.

Enseguida veremos un cruce de caminos donde hay un poste informativo referente al PR-TF-43.3 que desemboca en este punto proveniente del PR-TF-43, que circunda el Volcán Chinyero (1553 m.); también hay señalización del SL que nos ocupa y que seguiremos, compartiendo paso con dicha variante. Continúa remontando suavemente por un marcado y evidente camino que sigue formado de multitud de piedras volcánicas, ya que unidos a las escorias y materiales del Volcán Chinyero, hay otros conos eruptivos más pequeños como Montaña Prieta (1362 m.) y Montañas Negras (1332 m.).





Mas adelante llanea bordeando la cara norte de Montaña Bilma (1369 m.) y transitaremos por un pequeño tramo arenoso rodeado de grandes ejemplares de Escobones (Chamaecytisus proliferus), también veremos unas plantaciones de Higueras por las faldas de la misma montaña; luego volveremos a pisar sobre terreno volcánico y después de cruzar un canal de agua en desuso que corta el sendero perpendicularmente, desembocaremos en una pista de tierra agrícola donde hay un poste informativo referentes al PR y al SL que hemos venido compartiendo. Esta pista es el acceso que usan los agricultores de Santiago del Teide para ir a las amplias tierras de cultivo que se extienden por la Hoya de los Cardos y la Hoya el Cambado donde pueden verse multitud de Almendros, Higueras, otro tipo de árboles frutales y algunas parras.


Teide (3718 m.).

Seguiremos el curso de dicho camino evitando cualquier cruce, y en unos pocos metros estaremos en El Calvario, una sencilla construcción religiosa que destaca por su color blanco y que recuerda el final de la erupción del Volcán Chinyero, ya que sus coladas de lava se detuvieron en este preciso lugar. Junto a este sitio empieza el Camino de la Mancha de la Cebada o Pista de los Baldíos, que desciende asfaltada hacia Valle de Arriba, aunque más adelante se encuentren grandes tramos del camino original. Ignoramos esta pista y dejaremos el calvario a nuestra derecha para continuar por el SL, del cual vemos unas señales de dirección que nos obligan a ir descendiendo bordeando el límite de la colada volcánica; al inicio hay una pendiente muy acusada que está empedrada y luego continúa en forma de pista de tierra algo resbaladiza y pedregosa.


El Calvario.


Mas adelante sigue el camino delimitado por altos muros de piedra seca, entre la Hoya de las Bambuesas y la Hoya Chasogo y discurre prácticamente en línea recta hasta encontrar un cruce de caminos donde hay varias señalizaciones, a la izquierda se adentra por Arenas Coloradas el SL-TF-60.2 hacia el núcleo poblacional de Las Manchas y unos metros mas adelante se inicia el SL-TF-60.1 por la derecha y hacia Valle Arriba. A continuación el sendero sigue descendiendo muy degradado por el Morro de las Casas Viejas y tras varios zigzag y pasar de largo un canal de agua, llegaremos a una pista agrícola cerca de algunas construcciones y huertas de cultivo; enseguida nos toparemos de frente con un estanque de agua y una señal nos obligará a girar a la izquierda; iniciaremos un estrecho sendero muy pedregoso que desciende muy suavemente por la Hoya del Cercado Nuevo y que discurre por los terrenos formados por las coladas volcánicas de Montaña Bilma (1369 m.), con continuos resaltes e infinidad de curvas y giros que van evitando el terreno mas escabroso y agreste.


Final del sendero en el Camino 
del Cementerio.

Bordeando todo el trayecto podemos ve multitud de especies vegetales adaptadas a este tipo de terreno volcánico como una gran población de Escobones (Chamaecytisus proliferus), Malpicas (Carlina salicifolia), Matorriscos (Lavandula canariensis), Pencones (Opuntia maxima), Gamonas (Asphodelus ramosus), Tabaibas (Euphorbia lamarckii), Bejeques (Aeonium arboreum) y muchísimas mas; luego continúa por Los Hornillos muy sinuoso y bastante pedregoso, hasta que repentinamente y junto a unos grandes ejemplares de Almendros, se termina el camino desembocando en el Camino del Cementerio, una calle asfaltada dentro del núcleo urbano de Santiago del Teide; iremos hacia la derecha para conectar enseguida con la Calle la Placeta que termina justo en la Plaza principal del municipio de Santiago del Teide, donde se alza la Iglesia de San Fernando Rey y los principales recintos oficiales del pueblo; en la avenida principal hay toda clase de servicios y multitud de bares y restaurantes donde poder degustar una buena comida canaria.

Iglesia de San Fernando Rey.

Si optamos por hacer la ruta en época de floración de los almendros, tendremos multitud de opciones gastronómicas y actividades relacionadas con este fruto, organizadas por el Ayuntamiento de Santiago del Teide.



© Texto de Francisco Fariña
    francisco_farina@yahoo.es
© Fotografías de Francisco Fariña y Federico Martín



No hay comentarios:

Publicar un comentario