lunes, 30 de octubre de 2017

ERJOS - MONTE DEL AGUA - ERJOS (Por el PR-TF-52 y PR-TF-54, Regreso por El Mosquero)


ERJOS - MONTE DEL AGUA - ERJOS
(Por el PR-TF-52 y PR-TF-54,
Regreso por El Mosquero)

FICHA TÉCNICA:

TÉRMINO MUNICIPAL: Los Silos y El Tanque.
COMO LLEGAR: La autopista TF-5 termina en el núcleo urbano de El Tanque, donde se inicia la carretera TF-82 que nos lleva directamente, después de pasar por la población de Ruigómez, hasta el Caserío de Erjos, situado entre los kilómetros 15 y 16.
COMIENZO: Caserío de Erjos.
FINAL: Mismo lugar.
DIFICULTAD: Baja.
DURACIÓN: 4 horas.
LONGITUD: 6,9 Km.
PROVISIÓN DE AGUA: En el Caserío de Erjos hay varios bares y restaurantes.
LUGARES DE INTERÉS: Caserío de Erjos y Parroquia de la Sagrada Familia; Trayecto autoguiado del Monte del Agua; Mirador en la zona de Mesita del Hurto; Degollada en La Quebrada; Morro de las Piedras (1139 m.); El Mosquero (1107 m.); Morro de los Fortes (1104 m.); Lomo del Picón(1119 m.).
VENTAJAS: Recorrido muy agradable bajo laurisilva y a partir de La Quebrada con vistas panorámicas de alto interés paisajístico hacia el Valle de Erjos y la silueta omnipresente del Teide (3718 m.) y Pico Viejo (3134 m.).
INCONVENIENTES: Ninguno.
PELIGROSIDAD: Nula.
TIPO DE RUTA: Senderismo.

CARTOGRAFÍA:


DESCRIPCIÓN:

Iniciamos el recorrido en el Caserío de Erjos, en la pequeña plaza que está junto a la Parroquia de la Sagrada Familia; en ese mismo punto hay un poste con varias señales de dirección de diversos PR homologados; el PR-TF-51, que une la población de San José de los Llanos con la Punta de Teno, el PR-TF-53, que asciende desde el núcleo urbano de Los Silos, pasa por Cuevas Negras y termina en este punto donde estamos, el PR-TF-54, que conecta la misma población con Erjos pero pasando por Las Moradas y el PR-TF-52 que conecta Erjos con el núcleo de población de Las Portelas. 


 Parroquia de la Sagrada Familia (izq.).

Iniciamos nuestra ruta por este último que hemos citado, que avanza por la Calle las Cruces desviándose unos metros más adelante hacia la izquierda para descender por un camino muy degradado que en su día estuvo empedrado, que discurre junto a un murete de piedra seca y que se dirige a cruzar la cabecera del Barranco de los Dornajos, un cauce poco profundo que apenas se aprecia. 

Inicio de la ruta.

En este punto hay un poste con distintas señales de los PR, giramos a la derecha por el PR-TF-52 que nos indica la dirección a tomar hacia el Monte del Agua, que comparte recorrido con el PR-TF-54; subimos por un sendero muy marcado y erosionado que transcurre entre de Zarzas (Rubus bollei) y Pencones o Tuneras (Opuntia maxima), que se va alejando del pueblo avanzando luego por una zona escalonada entre Escobones (Chamaecytisus proliferus) y Codesos (Adenocarpus foliolosus), que más arriba gira a la derecha y luego al lado contrario, hasta desembocar en la zona conocida como El Lomito, donde comienza la Pista del Monte del Agua y el límite del Parque Rural de Teno, como así lo indica otra señal. 



En este punto, donde se alzan varias antenas de telecomunicación, hay una bifurcación donde confluyen varios recorridos, a la izquierda continúa la pista hacia un amplio espacio donde hay un panel informativo que anuncia de un recorrido accesible para personas con movilidad reducida, el cual continúa por dicha pista; también a la izquierda asciende una vereda que usaremos para el regreso y de frente sigue nuestra ruta adentrándose por la Pista del Monte del Agua, lo haremos sobre una superficie medio cementada que la limita un bordillo, que sirve de guía para las personas con problemas de visón. 

Recorrido accesible y autoguiado.


 

Continuamos llaneando por la pista bajo un bosque de laurisilva muy frondoso de Hayas (Myrica faya), Acebiños (Ilex canariensis), Loros (Laurus novocanariensis), Palo Blanco (Picconia excelsa), etc., donde el sotobosque está formado mayoritariamente de Crestagallos (Isoplexis canariensis) y Capitanas (Phyllis nobla), encontrándonos cada cierto tiempo unas zonas de descanso numeradas y provistas de asientos y paneles informativos que enseñan las bondades que ofrece este fantástico ecosistema y el uso que nuestros antepasados hacían de él; todo ello forma parte de una ruta auto guiada, cuyos folletos pueden encontrase previamente en el Centro de Visitantes que hay en el Caserío de Erjos. 

Pista Monte del Agua.
 
Mirador en Mesita del Hurto.

Unos metros más adelante llegaremos a la Mesita del Hurto, donde da por finalizada la ruta accesible y donde hay una pasarela de madera que se desvía de la pista y que termina en un mirador que se asoma hacia la inmensidad del frondoso Monte del Agua sobre el Lomo del Hurto, teniendo desde este punto unas vistas panorámicas del mismo, inmejorables.



Continuamos la marcha en suave descenso, siempre protegidos por nuestra izquierda por un talud rocoso que soporta la masa boscosa y a la derecha, avanzando sobre las cabeceras de varios barranquillos como la Hoyilla del Lomo el Hurto, la Hoyilla del Lomo el Picón y La Calera. 

Pista del Monte del Agua.

Grandes ejemplares de los árboles más característicos de la laurisilva, nos van acompañando mientras avanzamos bajo el Lomo el Picón y más adelante sobre el Lomo del Mosquero, donde discurren el Barranquillo del Mosquero y el Barranquillo del Lomo de la Cuevita. Luego bordeamos el Lomo de las Lajitas y el Lomo del Reventón, hasta que lleguemos a un amplio espacio con grandes rocas dispersas por las lomadas del entorno, donde veremos a un nivel inferior de la pista, como discurre el cauce del Barranco del Agua; en este punto nos fijaremos por nuestra izquierda en una señal situada en el inicio de una bifurcación de senderos, que forma parte de la señalización del PR-TF-52 y 54 y que prohíbe el paso de bicicletas e indica dirección incorrecta del PR, ya que estos continúan por la pista forestal y se bifurcan más adelante a la altura del Roque Blanco (891 m.).



Desvío en dirección a La Quebrada.

 
Dicha señal nos sirve de referencia para seguir nuestra ruta; hay dos senderos que se alejan de la pista forestal por la que vamos caminando, en direcciones opuestas, iremos por el de la izquierda ascendiendo suavemente por el Lomo del Reventón, andando por una vereda que discurre bastante marcada bajo la frondosidad de la laurisilva; cruza primero el cauce poco evidente del Barranco del Agua y más adelante la Hoya de los Bugallones; el sendero se va adentrando paulatinamente en el monte y tomando cada vez más altura, a la vez que el desnivel de subida se va acusando; es un recorrido poco transitado y rodeado permanentemente de un sotobosque formado de muchas especies vegetales características del ecosistema, como por ejemplo Helecheras (Diplazium caudatum), Patagallos (Geranium reuteri), Capitanas (Phyllis nobla) y un sinfín de especies; más adelante vuelve a cruzar el cauce de la Hoya de los Bugallones, que presenta una vertiente más profunda que anteriormente, por una zona donde hay grandes rocas cubiertas de musgo ya que la humedad del entorno es casi constante. 

 Laurisilva del Monte del Agua.

El recorrido se presenta luego por la zona del Lomo de las Lajitas y dejando atrás la Hoya de los Bugallones, bastante hundido en el terreno, continuando en ascenso sin parar mediante un trayecto muy sinuoso que termina coronando dicha lomada en los Altos del Reventón; a medida que avanzamos por esta zona la vegetación es más escasa y el trayecto camina casi llaneando hasta que veamos un claro en el monte que desemboca en una cresta despejada de vegetación en la zona conocida como La Quebrada.

Monte de laurisilva hacia La Quebrada.

En este punto hay un mirador natural hacia un hermoso valle que rodea el pequeño Caserío de Erjos, donde son notorias las vistas de la cuerda montañosa que separa dicho espacio del Valle de Santiago del Teide, donde se alza la Montaña Picón del Pelado (1168 m.) por cuyas laderas desciende el Camino Real del Norte que discurre por el llamado Camino de los Guanches; también puede observarse la Montaña de Tamaseche (1281 m.), en el entorno de Los Partidos de Franquis, que junto a la Montaña de la Quebrada (1289 m.) y la Montaña del Topo (1244 m.), rodean dicho lugar. Justo frente a nosotros y en la base del valle que tenemos a nuestros pies, nace la Montaña del Viento (1127 m.) en primer término, sobre las Charcas de Erjos y en el horizonte, se alza majestuoso la silueta inconfundible del Teide (3718 m.) y su inseparable Pico Viejo (3134 m.).

Degollada en La Quebrada.
 
En el punto en el que estamos y después de disfrutar de tan magnífico paisaje, veremos como en nuestro andar hay una bifurcación donde confluyen varios caminos, a nuestra derecha asciende una vereda que más adelante se divide en dos, una se dirige hacia la Degollada de la Florida donde está la pista de acceso a la Cruz de Gala (1354 m.), pasando antes por Las Piedras Altas (1274 m.) y la otra va hacia la Cumbre de Bolico (1176 m.), donde están las ruinas de Las Casas de la Cumbre; de frente desciende por Los Topos, una pista forestal y agrícola que zigzaguea hacia las Charcas de Erjos y por último a nuestra izquierda se inicia un sendero que delimita el Monte del Agua y que crestea por La Quebrada en dirección al Morro de las Piedras (1139 m.).



Iremos por el mismo ascendiendo suavemente por un terreno terroso hacia una zona más rocosa donde crecen algunos Brezos (Erica arborea) y que enseguida dejaremos detrás para avanzar junto a un pequeño reducto de Pinar Canario (Pinus canariensis) que se extiende ladera abajo, situado justo antes de coronar el Morro de las Piedras (1139 m.). 

 Morro de las Piedras.

 


Luego caminaremos por una degollada para volver a subir hacia otra cúspide rocosa llamada El Mosquero (1107 m.), donde crece una población muy numerosa de Altabaca o Mosquera (Dittrichia viscosa), entre el límite del Monte del Agua a un lado y el Valle de Erjos al otro. Continuamos ascendiendo hacia otro promontorio que es el Morro de los Fortes, de 1104 metros de altitud, donde hay un monolito de piedra y desde donde podremos disfrutar de las vistas del valle. 

El Mosquero (1107 m.).
 

El sendero sigue su curso después descendiendo bruscamente por terreno algo pedregoso y resbaladizo continuando la marcha por el límite del Monte del Agua que lo conforma la cresta por la que vamos avanzando; mas adelante empezamos a ascender cerca de los restos de unos muretes de piedra seca que pertenecieron a algunos viejos bancales de cultivo y subiremos a lo alto del Lomo del Picón (1119 m.), altura máxima de la ruta, donde hay algunas piedras aisladas de gran tamaño y otro pequeño monolito de piedra colocado a propósito. 

 

Descendiendo hacia la Pista Monte del Agua.
 
El sendero sigue avanzando entre Altabaca (Dittrichia viscosa), algunos Escobones (Chamaecytisus proliferus), Tederas (Bituminaria bituminosa), Codesos (Adenocarpus foliolosus), Cerrajones (Sonchus acaulis), etc. y continúa su recorrido cresteando sin parar y con un sube y baja continuo; luego muy sinuoso y en esta ocasión en descenso, bajaremos por la Hoya de los Cardos mediante una vereda muy resbaladiza que transcurre bastante sinuosa, abriéndose paso entre grandes rocas y bordeando un monte de Brezos (Erica arborea), donde también crecen algunos Escobones (Chamaecytisus proliferus), Codesos (Adenocarpus foliolosus), Piteras (Agave americana) y Jaguarzos (Cistus monspeliensis). 




El sendero discurre con preciosas vistas hacia la población de Erjos y todo su entorno eminentemente agrícola y termina poco después en la Pista Monte del Agua, justo donde están las antenas de telecomunicación que vimos al inicio de la ruta y por donde discurre el recorrido adaptado. Solo nos quedará ir hacia la derecha y desandar paulatinamente el recorrido del PR-TF-52 y 54 en dirección a la población de Erjos, donde comenzamos la ruta y donde la finalizaremos.


 De regreso hacia el Caserío de Erjos.



© Texto y fotografías de Francisco Fariña
    francisco_farina@yahoo.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario